Reportaje de fotos a Sara. Tres años y medio. Esa es la edad que refleja este reportaje de fotos a Sara, mi otra sobrina. En el siguiente enlace podemos ver la evolución de la pequeña Sara con 18 meses en unas fotos llevadas a cabo en un parque al lado de casa y lugar de encuentro de fotografos de bodas y comuniones en temporada “alta”.

Hacía tiempo que tenía ganas en volver a fotografiar a esta pequeña y quizá el reportaje de fotos que hice a su hermana Marian semanas antes hizo despertar en ella nuevamente las ganas de “posar” para mí.

Ya parece un tópico que los reportajes a miembros de mi familia se lleven a cabo en el barrio donde viven mis padres y en el cual me crié. Un barrio humilde pero con grandes posibilidades fotográficas, al menos yo se las encuentro. Y también parece otro tópico que estos trabajos fotográficos los lleve a cabo a medio día pues es el mejor momento que tengo para poder pasear con ellas de forma tranquila y además de no hacer tanto frío.

Comenzamos el reportaje de fotos a Sara una pequeña plaza con apenas algún banco que otro pero donde el sol cada vez más calido y bajo hacía unos juegos de sol y sombras muy apetecibles de experimentar. Sara es un encanto de modelo. Donde allí la pones, allí se queda. No se inmuta y para colmo no deja de sonreír. Algunas fotos en ese pequeño espacio nos llevaron a otro pequeño callejón donde la presencia de pequeños charcos por la lluvia sirvió para captar algunos reflejos. Una vuelta a la manzana aprovechando algún rincón y pared más y podemos decir que dimos por concluido este breve pero intenso reportaje a Sara apenas una hora después. Ella ya había tenido su rato de protagonismo cara a su prima y hermana, y yo mi rato de satisfacción por fotografiar lo que más me gusta, que como bien sabéis es fotografiar niños a la par de mis reportajes de boda.

Algún padre se echaría las manos a la cabeza si me viera a veces hacer fotografías en según que sitios. Lugares pocos vistosos y quizá raros donde una buena iluminación y composición hacen un lugar perfecto para este tipos de retratos, sobre todo, a niños.

El siguiente reportaje familiar que toca es a mi propia hija o a nuestro peque recién nacido, o mejor aun, a ambos y así la satisfacción será doble.

Espero os guste.