Reportaje embarazada Motril.

No hay nada mejor ni más reconfortante que una posible cliente te llame por recomendación de alguien a quien ya le has trabajado. Eso es lo que me pasó con Tamara.

En el momento de este reportaje de embarazada, Tamara estaría aproximadamente de unos seis meses de gestación. Le apetecía tener algunas fotos de embarazo con el que poder recordarse en unos años pero no tenía muy claro ni que tipo de fotos, ni forma ni donde.

Yo siempre busco la máxima naturalidad de las mismas por lo que hacer este reportaje de embarazada en estudio quizá hubiera resultado muy artificial y monótono. Tamara y Nico son de Granada pero les propuse que bajaran a Motril, aprovechando que ese fin de semana yo estaba por allí para llevar a cabo su reportaje embarazada Motril, en plena naturaleza y con fotografías de playa como colofón a esta iniciativa aprovechando que apenas habría personas en la misma debido a la época invernal en la que nos encontrábamos.

A Tamara le pareció fantástico así que apenas 24 horas después ya estábamos preparados para esta breve pero intensa sesión fotográfica.

Nico, la pareja de Tamara, apenas tenía pensado participar en la sesión de fotos, a excepción de alguna toma que otra. Les propuse la idea de hacerlo partícipe casi en igual modo que a Tamara. Les propuse que esa sesión fotográfica se convirtiera más en un reportaje de pareja que en un reportaje de embarazo, con algunas salvedades, claro. Les pareció fantásticos y aunque el grueso del mismo sería para ella, a él lo tendríamos a disposición para incluirlo en tantas fotografías fuera necesario.

El reportaje comenzó sobre las 16:30h aproximadamente. No podíamos entretenernos mucho pues apenas hora y media después  tendríamos el día cerrado de luz.

Comenzamos dando un paseo por la vega de Motril donde aprovechamos algunos espacios para comenzar con las primeras imágenes. Tanto Tamara como Nico estaban muy ilusionados y entregados con este reportaje. En estos casos es mucho más sencillo para los fotógrafos poder desarrollar cualquier trabajo.

Entre fotos por un lado y fotos por otro, el paseo nos fue llevando a la playa casi sin darnos cuenta donde el sol casi escondido nos ofrecía una preciosa luz cálida que había que aprovechar antes que el sol se ocultara por completo.

Y vaya si lo hicimos. Incluso cuando ya no había prácticamente luz aprovechamos el uso de luz artificial para continuar con alguna foto más.

Como conclusión, abajo presento este reportaje de embarazada en Motril a una joven pareja de Granada por un fotógrafo de Granada que pone su máxima entrega e ilusión en cada uno de sus trabajos fotográficos. Una buena mezcla, ¿Verdad?