O para ser más exactos, parte de el. Como ya indiqué en una anterior entrada sobre el reportaje embarazada que muestro en el anterior enlace, este reportaje de embarazo se tuvo que dividir en dos partes como bien se explica en el texto de dicho artículo.

Una vez llegados a la habitación yo seguía con unas ganas enormes de seguir haciendo fotos. El reportaje embarazada se había desarrollado en zona natural así que el cambio de registro si seguía haciendo fotos sería totalmente distinto. Nada tiene que ver hacer fotos en una bonita playa desértica que en una habitación, por muy espectacular que esta pudiera ser. El caso es que yo quería seguir haciendo fotos donde fuere así que antes de apagar definitivamente la cámara dí un rápido vistazo a la habitación con el fin de intentar hacer alguna foto original. Me conformaba con tener un par de fotos que me resultasen buenas en vez de muchas sin sentido y sin “chicha”.

Lo bueno de los fotografos de boda es que nos tenemos que adaptarnos a cualquier sitio e iluminación, especialmente cuando no llevamos equipo de iluminación como era el caso de estas fotos así que la imaginación forma parte de nuestro equipo de trabajo.

 El techo disponía de una pequeña lámpara y dos focos halógenos, uno en cada extremo de la habitación. Uno sobre la cama y otro junto a la puerta del baño. Decidí primero quitar los cojines sobre la cama y los propios del cabecero. Jéssica se subió sobre la cama de rodillas y le di las primeras indicaciones para las primeras fotos. Especialmente quería unas fotos enfocadas de moda más que de embarazo aunque estas fuesen con poca ropa. Tenía que tener cuidado con la iluminación dura que además se acentuaría al provenir de una fuente de luz muy pequeña. Unas indicaciones serían suficientes. Reportaje embarazada.

Posteriormente indiqué a mi modelo que se pusiera bajo el foco halógeno de la otra parte de la habitación. Ella estaría más cómoda pues ahora estaría de pie y yo podría hacer otro tipo de pose. Al igual que en la anterior serie sobre la cama, siendo cuidadoso con esa la luz tan dura. 10 minutos de mini sesión y trabajo concluido.

 Lo bueno de este tipo de iluminación es que es muy dura y direccional por lo que la diferencia de luz en tan sólo medio metro es muy grande y en consecuencia se puede aislar mucho a los modelos. Para intentar ser mas exacto a la hora de la toma, la iluminación se llevó a cabo con un fotómetro de mano y el modo de exposición de la cámara en manual para tener un control total de la toma.

Reportaje de embarazo natural. Granada y Motril
Alejandro Gonzalo
FOTÓGRAFO GRANADA
Reportaje de embarazo natural. Granada y Motril
Alejandro Gonzalo
FOTÓGRAFO