Primera parte.

Digo primera parte porque este reportaje de embarazada a Jessica de llevó a cabo en el estudio de Granada en época navideña, cuando la modelo estaba aproximadamente de unas 30 semanas de embarazo. A las semanas organizamos otra sesión, pero en esa ocasión de exteriores, concretamente en Motril. Por tal motivo creo mejor dividir fotos y no mezclar pues son escenarios y registros distintos.

Bueno, esta modelo ocasional es Jessica, mi esposa. Aquellos que sois asiduos a mi web o redes sociales seguramente ya la conoceréis y para los que no, la presento.

Con nuestro primer embarazo también llevamos a cabo otro reportaje de embarazada a Jessica y con 28 semanas de gestación y como no podía ser de otra forma, con este habría que repetir, y a poder ser, por partida doble que luego seguro me arrepentiría.

Para mi es siempre mucho más bonito y dinámico que cualquier tipo de reportaje se lleve en exteriores. Ya sean reportajes de boda, reportajes de comunión, embarazos, book, niños…… pero en esta ocasión, el frío por un lado y a mi hija Paula por otro decidimos encerrarnos en el estudio. Digo lo de mi hija pues tenía pensado que participara en alguna foto y al no tener más “ayudantes” allí estaría más controlada que en la calle. Precisamente por tal motivo el reportaje duró escasamente una hora por lo que tuvimos que pensar en repetir, pero esta vez sin ella y a poder ser al aire libre.

Sabíamos que apenas tendríamos tiempo por lo que llevar mucha ropa o complementos sería cargarse para nada. Paramos momentos antes en un gran bazar cercano a comprar algo acorde a la época navideña por si se incluía y nada más.

Ya en el estudio, aproveché la confianza de la modelo para hacer algunas pruebas y experimentos de iluminación y unos cuantos cambios de fondos. Ahora blanco, ahora negro,… vuelvo al blanco.

En algunas fotos utilizando tres cabezas de flash, en otros dos, y en alguna toma sólo una. La verdad es que entre mis pruebas por un lado y el trasto de mi hija por otro, mi pobre mujer apenas se quedó sin fotos, pero bueno, alguna pudo escaparse.

En definitiva, un reportaje de embarazada a Jessica de lo más familiar, 🙂