reportaje de familia en la playa

Hoy ni reportajes ni fotos de boda. Hoy presento a Samuel, Tamara y la pequeña Noa. Un reportaje de familia en la playa de Granada divertido con unos modelos excepcionales. Pasa y te cuento un poco más…

Aunque esta joven familia reside en Granada, decidieron llevar a cabo el reportaje de familia en la playa. Querían un entorno natural y querían un escenario donde el mar diera una pincelada de protagonismo en estas fotos. Samuel tiene una conexión grande con el mar puesto practica uno de sus deportes favoritos en él.

Periodo veraniego así que, además de buena temperatura, disfrutaríamos de un mayor tiempo de iluminación para llevar a cabo las fotos de este reportaje de familia. De hecho y para que no todo fuera arena y mar decidimos visitar previamente un famoso parque de Motril para llevar allí unas primeras fotos. Un parque grande y variado donde donde ya he llevado a cabo algunos reportajes y “repleto” muchos fines de semana por fotografos de boda de Motril. Cambiaríamos de escenario y además haríamos tiempo para que la luz de sol fuera algo más suave y cálida antes de bajar a la playa. Esta familia contrató un número elevado de fotografías así que habría lugar y tiempo para todo.
Noa es aun muy pequeñita. Es aun un bebé aunque muy espabilada y especialmente risueña. A cualquier gesto o llamada de atención ella siempre te regala una simpática sonrisa. Para comérsela. Ya que aun es pequeña sus padres tendrían un especial protagonismo en este book de fotos ya que tendrían que interactuar a cada momento con ella.

Las primeras fotos en el parque fueron las de “romper el hielo”. Al principio todos un poquito más serios, menos Noa claro, hasta que con el paso de los minutos la situación fue normalizándose olvidándose incluso en algunos momentos de mi presencia allí.

Y posteriormente en la playa todo diferente. Los cuatro solos en un paraje envidiable. Tamara y Samuel querían que el reportaje de familia en la playa fuera íntimo y especial con su princesa y creo que se consiguió. Por cierto, la princesa disfrutó de lo lindo. De los juegos con la arena, de las carreras alocadas salpicando agua de sus padres y de unas jugosas piedras saladas dignas siempre de un buen manjar para todos los pequeños de esta edad. Y como no, disfrutó especialmente de la compañía y amor que sus padres se tienen, se demuestran, y le tienen a ella.
Por mi parte también pude disfrutar y compartir una bonita tarde con esta preciosa familia.
Espero que este nuevo reportaje de familia en la playa os guste tanto como a mi.

Para aquellos fotografos más interesados, toda la sesión se llevó a cabo con luz natural y la focal utilizada fue la lente 135mm.

Como siempre, me permito recordaos que os podéis poner en contacto conmigo para este tipo de sesiones, reportajes de boda, comunión o book de modelos en sus distintas variantes. Soy fotografo de bodas pero como podéis ver, lo mismo os “plancho un huevo que os frío una corbata”

Alejandro Gonzalo – Fotógrafo bodas Granada