Ya tocaba compartir un nuevo reportaje de boda. En esta ocasión los protagonistas son Pilar y David y el escenario mi bonita ciudad, Granada. ¿Te animas a ver sólo un pequeño resumen del día de su boda? Me encantaría que así fuera.

Comenzamos temprano

Y lo hacemos como siempre visitando la casa del novio, David. Ambiente relajado y distendido. Estamos solos su madre, él y un servidor. El piso, aunque no es realmente grande, tiene una bonita iluminación natural. Además, algunas de las paredes claras ayudarían para nuestro reportaje de boda, que para esta ocasión sería un poco más documental por petición expresa de los novios. foto novio boda granada

David estaba tranquilo y relajado. La madre tres cuartas de lo mismo, o al menos eso parecía. El ambiente era ideal así que comenzaríamos la sesión y aprovecharíamos el tiempo antes de comenzar a recibir a familia y amigos momento en el que a veces el fotógrafo queda a merced de ellos. Por suerte aquí no pasó. Al contrario.

Como dije antes, la iluminación era ideal así que, como de costumbre, no se utilizó nada de iluminación extra.

Y con las últimas fotos de boda de grupo pusimos rumbo a casa de la novia.

Empezamos con ella

Apenas tardamos mucho tiempo desde que salimos de casa de David y llegamos a casa de Pilar. Pero tampoco tenemos mucho tiempo para la sesión pues para llegar a la iglesia debemos atravesar por el centro de la ciudad y atravesar parte del casco historio de Granada.

foto novia boda granadaLo primero que hago al llegar es ojear la casa. Un piso también grande pero con condiciones de luz natural peores que en casa de él. Decido utilizar la habitación de los padres de Pilar y utilizar como fondo, precisamente, el único lugar de donde podríamos obtener algo de luz natural. Preferí elegir un mejor fondo pues para la iluminación utilizaría una antorcha de luz continua que tenía en la mochila.

Comenzamos con la sesión fotográfica con algunas tomas de vestido y posteriormente algunas de ella sola antes de comenzar a incorporar a la familia. Y finalizados, pitando para la iglesia.

¿Y lo demás?

Pues genial y mucho más tranquilos y sin nervios aparentes.

Una celebración religiosa muy bonita, un reportaje de exterior en un lugar cercano, con luz muy dura y en apenas 30 minutos, y una celebración con familia y amigos realmente divertida. Yo encantado!!

Mi agradecimiento especial a esta pareja y sus familias por la acogida y atenciones conmigo a lo largo de todo el día. Para mi ha sido un orgullo que hayan compartido tantos bonitos momentos conmigo. Un placer y encantado de trabajar para parejas así. Suerte la mía!!!

Zona privada y GRACIAS!!

Y antes de finalizar, me gustaría agradecer también a todas esas personas amantes a la fotografía su registro a mi página web. Algunos fotógrafos aficionados y otros muchos, así me lo habéis trasladado, fotógrafos de bodas. Me alegra poder compartir con vosotros mi trabajo y espero poder ayudaros en esta tarea. Y recuerda, si aun no te has registrado, no olvides hacerlo en el siguiente enlace de registro a práctica. Si lo haces en modo “gratuito” te obsequio con un capítulo integro compuesto con algunos videos completos en los que seguro que puedo aportarte muchas ideas. Pero si deseas hacerlo de forma “premium” no tendrás limitaciones ni restricciones. Podrás disfrutar cada mes de videos y diferente material con el que ir complementando tu formación y capacidades fotográficas. Así al menos espero que sea.