He contestado a varios “cotillas” aficionados a la fotografía y a algunos fotógrafos de boda compañeros como y con que equipo he hecho alguna fotografía en cuestión. Antes de nada, tendré que reconocer que yo soy otros de esos “cotillas” que miran primero la cámara colgada al cuello que la cara del propietario/a por lo que ruego que no se mal interprete esa palabra.

En alguna ocasión he publicado alguna fotografía mía, en plan making off, de alguna foto y he visto como se ha elevado en número de visitas en ella por lo que entre una cosa y otra publicaré aquellas fotografías que tenga, acompañada a poder ser de algún tipo de explicación.

Para comenzar, si el reportaje de boda, reportaje de comunión, o reportaje que sea es en Granada intento asistir siempre acompañado de alguna persona que pueda ayudarme en algún momento con la iluminación. Normalmente a ese ayudante se le contagia eso de hacer fotos y termina haciéndome a mi alguna foto con su propio móvil o con algunas de las cámaras que utilizo mientras desarrollo el reportaje, cosa que luego además agradezco pues así puedo, entre otras, hacer entradas como las de hoy.

La imagen de hoy fue llevada a cabo en el reportaje de boda en Granada que llevé a cabo en la Alhambra a José y Carmen.

Comenzamos este reportaje prácticamente desde el mismo parking del recinto. Nos íbamos parando en cada pared o rincón que veía apetecible de fotografiar. Nos dimos cuenta que a ese ritmo apenas llegaríamos a la zona más bonita del recinto por lo que decidimos aligerar la marcha y buscar una de las zonas más visitadas del lugar, el Palacio de Carlos V.

El reportaje se llevó a cabo un sábado por la mañana con una luz solar muy dura. Mi mayor interés era aprovechar las zonas más sombrías y este palacio era perfecto para mi intención. Nada más entrar, nos dirigimos a la zona de las escaleras de acceso a la segunda planta pues la enorme pared y el reflejo de la luz proyectada en esa zona en sombra haría de aquel espacio un sitio perfecto para tomar allí cualquier tipo de fotografía.

Coloqué a los novios justo en la entrada. Comenzando la escalara para aprovechar la pequeña columna y pasamanos de la misma y utilizar esa enorme pared lisa como fondo. La luz era muy suave por lo que no tuve que utilizar ningún tipo de reflector ni flash.

Decidí comenzar esta serie colocando al novio a espaldas de la novia. Cara a la luz y apoyado de forma natural a ese pequeño pilar. Una vez colocado, invité a Carmen a ponerse tras él colocando de forma suave sus manos sobre los hombros de él. Para darle mayor profundidad a la foto me puse lateral a ellos. Indiqué a José que mirase al centro de la plaza buscando la máxima claridad de luz posible y le pedí a Carmen que me mirara.

Una fotografía estudiada en pose e iluminación pero muy natural, creo.

Para esta toma utilicé un objetivo zoom 24-70mm y abriendo el diafragma a 2,8 para intentar desenfocar el fondo lo máximo posible.

Realicé varias tomas con esa pose y encuadre pero quizá esta es la foto que más me gustó.

Un fotógrafo de boda en plena acción. Me gusta verme así. 🙂

Making Off 1 del reportaje de boda de Carmen y José
©Alejandro Gonzalo, Fotógrafo