reportaje de boda en motril
©Alejandro Gonzalo

Hola a todos, turno hoy para presentar este reportaje de boda en Motril. Los novios, Virginia y Jesús. Una boda de celebración informal, amena y tremendamente divertida. ¿Por qué no pasas y te cuento un poco más?

Y digo divertida ya que su celebración y organización poco, o nada tienen que ver, con la mayoría de reportajes de boda que estamos acostumbrados a asistir, que aunque también bonitos, se alejan un poco del que hoy mostramos aquí. Ceremonia civil sin seriedad ni formalidades aunque emotiva y especialmente bonita.

Virginia y Jesús contactaron conmigo a través de la red. Ella es de Motril y él de Málaga aunque ambos viven en esta última. Buscaban un fotógrafo de bodas en Granada o Motril que cubriera su reportaje de boda en Motril. Me contactaron y tras unas semanas tuvimos una primera reunión por Motril. Ambos me explicaron por encima el tipo de boda y celebración que tenían pensado llevar a cabo. Me pareció genial y tras un buen rato de charla e intercambio de opciones dejamos prácticamente formalizada la reserva.

El reportaje comenzó tranquilo. Suele ser habitual que el fotógrafo de bodas asista a casa de novio y posteriormente a la de la novia. Por las circunstancias de desplazamiento de la familia del novio, al final cubriría sólo la casa de Virginia aunque finalmente parte de su familia no se encontraría allí. Sus hermanos pequeños son músicos así que se marcharon pronto para preparar equipos y sonido pues tocarían unas bonitas melodías durante la celebración de ceremonia. Y su padre se encontraba ultimando algunos detalles así que tampoco lo pudimos ver mucho por la casa, así que sólo estábamos la novia, su madre, su hermano José y un servidor.

reportaje de boda en motril
©Alejandro Gonzalo

Reportaje de boda. Sin corbatas ni formalidades.

Los novios soló exigieron a sus invitados algunas normas. Nada de corbatas, seriedad y…. bañadores y toallas.

La ceremonia se celebró a medio día y una ola de calor hizo agilizarla un poco. Fuera del recinto esperaba a los invitados numerosas mesas distribuidas de forma estratégica al rededor de esa deseada piscina. Poco a poco los invitados fueron cambiando sus atuendos por bikinis, bañadores y toallas; y los perfumes y maquillajes por crema solar. Por cierto, el novio fue uno de los primeros en zambullirse.

Comida, bebida, la música de un buen dj,… y calor. Al poco tiempo eran ya pocos los que se resistían a refrescarse y seguir con la fiesta dentro de la piscina en vez de en una improvisada pista de baile. Una fiesta que duró todo ese día y parte del siguiente. Una boda amena para ser invitado y una boda perfecta para ser el fotógrafo de bodas. Por cierto, no se libró nadie de ese baño. Yo tampoco!!

reportaje de boda en motril
©Alejandro Gonzalo

Mi enorme agradecimiento a Virginia, Jesus, su familia y amigos por todas las atenciones que tuvieron conmigo. Un verdadero placer. Os deseo siempre todo lo mejor.

Ahora si, os dejo con solo algunas de las imágenes de este reportaje. Los novios disponen de todas las que se llevaron a cabo ese día.

Alejandro Gonzalo

Fotógrafo bodas Granada