Te diría que este reportaje de comunión es maravilloso. A mi me lo parece. Quizá  porque realmente lo sea. O quizá influya a que a estos modelos los conozco desde que ya estaban dentro de la barriga de su mamá. ¿Sinceramente? Creo que ambas cosas son compatibles.

En realidad ya es un tópico cuando los fotógrafos de comunión hacemos un post y escribimos aquello de «los niños eran muy guapos,…. bla bla bla…» como queriendo compensar que sus padres confiaron en nosotros para desarrollar dicho reportaje. Y si digo que en esta ocasión también lo eran vuelva a caer en ese mismo tópico. Pero me da igual hacerlo aun rompiéndome un hueso.

En efecto, quizá sea por la amistad que me une a los padres, quizá a que Nieves (la mamá) conoce bastante bien mi trabajo. «Tienes que hacerle el reportaje de comunión a Clara y a Juan» me decía. «Donde quieres, como quieras y cuando quieras. Lo dejamos todo en tus manos» me insistía. Y claro, ante tal confianza hacia mi trabajo como para haber metido la pata.  Una pata la mía de al menos un metro cada una. Épico!!

Por lo tanto Clara y Juan decidieron hacerse las fotos de comunión en la playa. Eso lo decidieron ellos. Querían pasarlo bien y el hecho de poder «juguetear» un rato por el agua con sus trajes de comunión puestos les hacía especialmente ilusión. A ellos y a Nieves y Juanjo, sus papás.

Las fotos

Y yo, como al final soy un «mandao», pues a la playa que nos fuimos. Eso si, antes de llegar al mar haríamos alguna parada fotográfica. Quizá si incluíamos algo de vegetación también podríamos conseguir un reportaje de comunión variado. Y por supuesto, buscando un pequeño toque familiar. Como acostumbro.

A riesgo de «topicazo», me gustaría destacar el interés que ambos mostraron durante toda la sesión de fotos. Es normal que con la sesión de fotos avanzada, y si hay agua de por medio, haya un momento en que los niños pasan completamente del fotógrafo. Pero ambos mostraron una magnifica disposición a cada requerimiento que les hacía. Una y otra vez!!

Por consiguiente, y como no podía ser de otra manera, estoy doblemente orgulloso de haberlos podido tener frente a mi cámara de nuevo. Sin duda, un placer.

En resumen, te dejo al álbum de fotos que esta familia se pudo llevar a casa. Espero que te guste tanto como a mi.

Comparte