Dicen que Granada, mi ciudad, es realmente hermosa. Que maravilla.  Que embruja. Como decía D. Antonio Machado: “Todas las ciudades tienen su encanto. Granada tiene el suyo y el de todas las demás.” Que voy a decir yo que ha nacido aquí. Sin duda existen otras muchas ciudades con la misma o más belleza que la ciudad que me acoja. Por ejemplo Sevilla.

A diferencia de otras, he tenido la suerte de visitar la capital hispalense en varias ocasiones pero recorrer parte de ella en coche de caballos nunca. Finalmente tuve esa suerte de hacerlo durante el reportaje de boda en Sevilla de Raquel y Brad hace escasamente unos meses.

Dicen que los fotógrafos de boda aprendemos algo nuevo en cada uno los reportajes que llevamos a cabo. En mi caso lo tengo claro. Quiero, necesito volver pronto y seguir fotografiando aquí. Aunque vamos por partes.

La sesión fotográfica comenzaría bien temprano. Antes de las 8 de la mañana debíamos estar ya con las primeras fotos de boda hechas. En consecuencia la sesión sería breve. Apenas 1 hora como máximo pues por tema de horarios y desplazamientos no podríamos extenderla mucho más.

Las condiciones lumínicas en esta ocasión eran algo complicadas. Además de que el sol apenas había salido, para colmo nos amaneció lloviendo. Por eso, y como puedes ver en este pequeño video que resume parte de la sesión a este novio, no teníamos una iluminación natural ideal. Y encima frontal pues siempre las prefiero algo laterales.

De procedencia estadounidense, Brad habla y entiende perfectamente el castellano.Por el contrario su madre y hermana no. En este sentido él, además de modelo, me iba haciendo de traductor. Un crack!!!

Brad es creyente y muy devoto del Santísimo Cristo del Jesús del Gran Poder por lo que era importante para él incluir su imagen en algunas de sus fotografías.

A diferencia que con el novio, las condiciones en casa de ella la cosa cambió por completo. Luz lateral, fondos sin distracciones y una modelo, en este caso la novia, maravillosa. No sólo guapa, que es evidente que lo es. Si no que además su predisposición conmigo fue impecable. Tenía una ilusión enorme por conseguir una bonitas fotos de boda.

De ceremonia religiosa, de este reportaje de boda en Sevilla me veo en la obligación de destacar también a los familiares y amigos que nos acompañaron ese día por su “arte” y en especial por sus atenciones conmigo y mi acompañante.

Fotos de pareja y celebración

En realidad no disponíamos de mucho tiempo. Los novios tenían la ilusión en hacerse su sesión de exterior en la “Plaza de España” aunque tuviéramos que atravesar medio Sevilla en coche de caballos. Apenas contaríamos con una sesión de exterior de 20 minutos. Sin duda creo que ha sido la sesión más corta pero a la vez intensa que creo que he hecho como fotógrafo en toda mi carrera como profesional. El resultado me gusta mucho. Por supuesto, gran parte del mérito se lo debo también de Raquel y Brad pues facilitaron mucho mi trabajo.

Y ya de vuelta en el restaurante, junto al río “Guadalquivir y frente a la “Torre del oro” como testigo de honor y lejos de los novios y tensiones típicas de una boda, todos comieron, bebieron y bailaron hasta bien entrada la noche. Yo tuve el placer de estar allí ese día. Maravilloso por cierto.

***A continuación te dejo con su álbum para que ves el diseño del mismo. Quizá veas algunas fotos algo pequeñas por lo que más abajo te dejo las fotos del álbum y algunas otras más también preciosas.

¿Te ha gustado su álbum de boda? Ahora permíteme que te muestre su galería de imágenes pues verás fotos preciosas no incluidas en su reportaje. Puedes hacer “click” si precisas verlas a mayor tamaño

⬇️  GALERÍA  ⬇️
Comparte