Quizá esta no sea la típica foto perfecta de un reportaje de boda, pero quizá este tipo de fotos es de aquellas que los fotógrafos de boda nos sentimos orgullosos de poder captar. Sin preparación. Tener suerte de estar cerca del sitio y ver venir la situación para colocarte en el sitio adecuado. Pura anticipación.

Este trabajo tiene fotos más bonitas y llamativas que la que hoy presento. En este reportaje de boda de Alejandro y Carmenpuedes ver el resto y seguramente coincidas conmigo. Podría haber escogido alguna foto de los preparativos, la celebración católica, del arroz…. Desgraciadamente nos llovió y no pudimos hacer nada de exterior pero pudimos recrearnos algo en la habitación del hotel, o haber escogido alguna de los novios bailando desenfrenados con familiares y amigos. Entonces, ¿por qué escoger esta y no otra? Quizá por el momento y quizá también por las protagonistas de la foto. La novia, todas sus hermanas y la madre. Esta foto con distintos protagonistas ya no me transmitiría esa sensación.

En aquel momento tuve la suerte de pasar cerca del lugar. Pude ver como una hermana avisaba a otra y esta otra a otra más. Mientras tanto, un señor comenzaba a preparar su teléfono móvil justo frente a ellas. Bien se podía tratar de una foto o bien de una simple llamada por parte de este último por lo que mi intuición se iría nuevamente al garete. Mis sospechas se hacían ciertas cuando una hermana posaba delante-detrás de la otra mientras todas a la vez llamaban a la madre. Yo por mi lado, paciente detrás de ese fotógrafo improvisado y con algo de disimulo para no entorpecer ni distorsionar ese momento. Una vez preparadas las mujeres y preparado el móvil, encuadré rápidamente para fotografiar pues tampoco sabía del tiempo que dispondría. Un click mío y otro de él y resuelta la toma y nuevamente todos a bailar. Recuerdo que cuando visualicé la foto recién tomada en la misma pantalla de la cámara de fotos me gustó mucho el resultado. Un retrato de familia ciertamente original.

Como decía al principio, quizá no las más bonita, quizá tampoco la más emotiva, pero quizá si la que más me guste o me despierte alguna emoción una vez repaso todas las de este reportaje de boda.

Quizá los fotógrafos de boda hayamos desarrollado otra forma peculiar de hacer fotografía, jajaja. Espero que esta imagen sea también de vuestro agrado.

Saludos.

 

retrato de boda