A los fotógrafos de boda de Granada llevar a cabo un reportaje de boda en Granada y en el mayor y más grande monumento de la historia pues es todo un lujo. Más aun si ese reportaje se lleva a cabo con una pareja de novios como los que presento hoy.

Muchas veces, los fotógrafos de boda nos encontramos con el inconveniente del poco “compromiso fotográfico” de la pareja o incluso y peor aun, con la falta de tiempo disponible para poder desarrollar un reportaje de boda en Granada más dinámico y algo más moderno. Lejos de lo de siempre.

Por suerte para mi, eso no me pasó con Carmen y Jose. Esta guapa pareja se casó en mayo de este año en un pueblo de Jaén pero fue hace escasamente unas semanas cuando llevaron a cabo su reportaje de boda, o mas bien dicho, post boda. Tenían claro que querían ir a la Alhambra a fotografiarse pero tampoco querían las típicas fotos de ellos y el paisaje – monumentos detrás.

Un breve paseo por los jardines de la Alhambra para ir “liberando” tensiones y diez minutos después cualquier rincón y cualquier pared me parecía perfecta para fotografiar a esta fotogénica pareja.

El reportaje de boda en Granada no pudo llevarse a cabo por la tarde así que para combatir la fuerte luz solar de la mañana pude convencer a mi ayudante preferida para me acompañara y así poder usar algún modificador de luz o alguna luz extra. Por cierto, esa ayudante es mi mujer. Quien mejor que ella.

Una vez llegados a la Alhambra buscamos algunas zonas más sombrías de la misma. Los baños árabes y de ahí directos al Palacio de Carlos V, no sin antes hacer algunas paradas en el camino.

Una sesión fotográfica diferente o menos convencional, bajo mi punto de vista, donde esta pareja prefirió un tipo de posado algo más contemporáneo. Lejos, como decíamos antes, de “lo de siempre”.

Para los más “cotillas”, esta sesión fotográfica se llevó a cabo con dos cámaras de formato completo. Una lente zoom 24-70 2.8 en un cuerpo de cámara y otro 70-200 2.8 en el otro. No flash. Sólo una antorcha de video para iluminar ciertas partes de la pareja en algunas tomas.

Al final, tres horas de reportaje que bien podían haber sido otras tres más pero bueno, creo supimos sacarnos los mejor los unos a los otros y como profesional, satisfecho con el resultado final de este reportaje de boda en Granada moderno

Y lo mejor, es que además de tomar fotos, lo pasamos genial.

Gracias pareja.