Hace poco tuve la suerte de recibir la visita de esta joven familia para llevar a cabo un reportaje a Aitor y Aaron, dos niños guapísimos de apenas tres y año y medio respectivamente. Un reportaje de familia para el recuerdo de todos pasados unos años.

A Inma, la madre, le apetecía llevar a cabo algunos retratos de estudio y otros tantos en algún parque cercano. Dicho y hecho.

Los fotógrafos de niños deberíamos encontrar cualquier sitio para llevar a cabo este tipo de reportajes. Lo importante son ellos y no el entorno. No hace falta buscar localizaciones imponentes cuando en estos casos la atención debe recaer sobre los niños, los protagonistas del reportaje y no sobre otros elementos que pudieran distraer al espectador que visualiza la foto. En este caso, nos dirigimos a un pequeño parque situado en el cinturón de Granada, cercano a mi estudio donde llevamos a cabo la primera parte de este reportaje de familia.

Ya en el estudio, fotografiar a Aitor, el hermano mayor, fue un auténtico placer. Un niño guapo que para colmo me posaba como si llevara años delante de una cámara. Tarea difícil fue retratar a Aaron, el pequeño de la familia que su único juego era el que yo no lo fotografiara. Al final, con un poco de paciencia y algún que otro truco, pudimos disfrutar también de este pequeño a modo de fotografías. Y por supuesto, en este juego volví a ganar pues finalmente pude retratarlo.

No obstante, el grueso del reportaje se encontraba en el exterior. Como siempre digo, fotografiar a niños es más fácil y natural hacerlo al aire libre que encerrados en el estudio rodeado de equipos de iluminación donde ellos se siente algo más incómodos e intimidados.

Ya en el parque, lo pasamos genial. Aitor corriendo y saltando, disfrutando de las posibilidades de ese pequeño parque. El pequeño Aaron, como no, disfrutando también de sus diabluras y travesuras que tanto nos hicieron reir.

Yo por mi parte disfruté mucho llevando a cabo este reportaje familiar. Un reportaje de fotos precioso, aunque claro, mi opinión quizá sea algo subjetiva.

Un fotógrafo de niños en Granada que agradece a familias como esta la confianza depositada en mi trabajo.