Una de las cosas que me ha permitido llevar a cabo la promoción de precios que puedes ver en el anterior enlace, es haber podido llevar algunos reportajes de niños en Motril y alrededores durante los días de “vacaciones” que pude pasar por la costa de Granada.

En esta ocasión fue Ana Belén la que me contactó pues le apetecía tener un recuerdo de su pequeña Irene con apenas 8 meses de edad. Dicho y hecho. Un par de mensajes para cuadrar hora y sitio y allí estaba yo dispuesto a fotografiar a la pequeña de la casa junto a sus papas.

Ana Belén me decía que su familia disponía de una casa con algo de jardín en el exterior por lo que para mayor comodidad de ellos decidimos llevar a cabo este reportaje familiar a domicilio. Así, la pequeña Irene también se sentiría mucho más cómoda y seguramente tranquila.

Una vez echado un primer vistazo al lugar, comenzamos este reportaje familiar de Motril pasadas las siete de la tarde con unas primeras imágenes en una especie de soportal refugiándonos así de la aun fuerte luz solar.

Fotografiar a Irene me resultó muy sencillo. La pequeña no paraba de gesticular, dar palmadas, chillar y reírse a modo de llamar la atención de todos los que por su alrededor nos encontrábamos.

Como de costumbre en mi, intento que los reportajes a niños se convierta en familiar con la inclusión en algunas tomas de los papás, en este caso de Ana Belén y Javier de que buen grado aceptaron. Seguramente lo agradecerán pasado unos años.

Como resultado, un reportaje familiar natural donde queda reflejada la felicidad de esta joven familia y sobre todo la dulzura de esta pequeña tan simpática y agradable.Para mi un placer haber pasado toda una tarde con ella.

Seguramente volveremos a fotografiar a Irene pasados unos meses, una vez comience a dar sus primeros pasos.