Más o menos ese era el anuncio que podía leerse de una pareja que buscaban fotógrafos de bodas. Eso si, sin pasar por caja, claro!!

Es más, en el anuncio indicaban incluso que dejarían que los fotógrafos de bodas hiciera las fotos sin “pagar por ello” pues le serviría como experiencia y, no te lo pierdas, para poder presentarles esas fotografías a futuros novios que quieran contratar sus servicios fotográficos para su boda.

Qué, ¿has alucinado ya? Espera, que todavía hay más. Estos genios, no encuentro otra mejor palabra para definirlos, encima no pedían uno, si no DOS fotógrafos que pudieran cubrir todo el reportaje de boda sin dejar pasar ningún detalle por alto.

Que no, que aun hay más!!. Y es que, para que las fotos fueran llevadas a cabo con un mínimo de calidad, exigían que los fotógrafos de bodas “agraciados” llevasen con sigo equipos profesionales acompañados de ópticas de las mismas características y a poder ser de diafragma 2.8. GENIOS!!

Parte del anuncio donde, entre otras, solicitan el equipo necesario

¿A cambio de qué?

Pero no todo es malo. Los novios, eso si, le permitirían hacer publicidad de sus servicios con la entrega de alguna tarjeta o “flyer” a los invitados de la boda. Así seguro que les salían más bodas por las que, ahora si, podría cobrar por el trabajo. GENIOS, GENIOS Y GENIOS!!

Pero eso no es todo pues además, los gastos de transporte y comida correrían a cargo de esta desprendida pareja. Un detalle, por su parte, si lo comparamos con algunos otros anuncios de festivales de música, congresos, medios de comunicación…

No hace mucho, Un festival de música en España ponía un anuncio en el que “dejaba a fotógrafos hacer fotos gratis”. Esta oferta, irrechazable, no cubría gastos de desplazamiento, comidas, etc… y cada uno debía aportar su equipo fotográfico, que a diferencia del fotógrafo de bodas anterior, no tenía predilección por ningún material en concreto. Tras las críticas, el festival se excusó diciendo que los fotógrafos que asistieran pasarían a trabajar “codo con codo con profesionales del sector” Vamos, la excusa de siempre.

En mi ciudad

Y ya puestos a criticar estas costumbres abusivas, me meto ahora con un caja de ahorros de mi ciudad y un periódico también de mi ciudad. En el primer caso, Caja Rural de Granada para ser más exactos, ofrecían un concurso fotográfico con 3 premios irrisorios. Se trataría de la famosa Ginkana fotográfica. La Caja, en sus bases, indica los lugares exactos de la ciudad a fotografiar. También que todos los archivos que se entregan por parte de los participantes (un par de ellas por lugar) pasan a ser propiedad de la Caja Rural para futuros catálogos, publicidades o lo que ellos estimen oportuno. Y si, las calles se llenaron de fotógrafos corriendo de un lado a otro. Alucinante y una pena!!