Son muchos ya los servicios que ofrecemos pero los fotógrafos de boda con estilos no tanto. Yo de momento tengo que compaginarlo con algún otro registro que espero ir dejando poco a poco y centrarme sólo en lo que realmente me apasiona, la fotografía de boda. Y somos muchos fotógrafos de de boda también los que tenemos que luchar con otros “no compañeros” que ofrecen también sus servicios en reportajes de boda sin estar al corriente de sus obligaciones fiscales como bien expuse en un artículo anterior: Aviso, Fotógrafo de bodas. Pero hoy no entraremos ahí.

Cada vez es mayor la oferta y cada vez menor también la demanda por lo que los fotógrafos de boda con estilos se renuevan o no destacarán mucho sobre el resto. Eso al menos opino yo.

Existen muchos autodenominados “foto periodistas de boda” cuya firma es no intervenir absolutamente en nada (eso se dice) en el transcurso de los eportajes de reportajes. Disparan a todo aquel que tienen cerca así como cualquier detalle. No se les escapa nada. Pueden terminar una boda con más de seis mis fotografías realizadas. La verdad es que la palabra “foto periodista de boda” mola bastante, sobre todo en materias de marketing, ya que muchos compañeros no dejan de intervenir prácticamente en cada escena. Siento ser así de directo pero es la verdad. Y a las pruebas me remito. Visitando cualquier web de prácticamente cualquier fotógrafo de bodas con estilos “fotoperiodistas” y sabréis de lo que os hablo. Bajo mi punto de vista es un estilo de fotografía de boda que a mi personalmente no me gusta e intento hacer poco. Yo admiro más a aquellos fotógrafos de boda que llevan a cabo cada una de sus tomas como si fuese más para un reportaje de moda que de boda. Busco ser mucho más activo y no esperar “el momento”, porque, ¿y si el momento no se produce? Prefiero organizar la escena donde pueda captar las emociones, miradas, risas, etc…. Si el momento se produce por si sólo, ahí estaré para intentar captarlo, si no se produce, seré yo entonces quien ponga los medios para conseguirlo. Ojo, esto no es contrario a que las fotos sean naturales.  ¿Cómo hace un fotoperiodista de bodas un reportaje de pareja en exteriores sin intervenir? ¿Cómo actuarían los novios sin indicaciones? Quizá la palabra más adecuada sería la de fotoperiodistas a ratos de bodas. Está claro que en la iglesia y en según que momentos del día uno mejor debe pasar desapercibido y adaptarse a las circunstancias y emociones del momento. Pero en otros hay que intervenir y saber como hacerlo. Ahí estaría la diferencia de estilos.

A mi, personalmente, me gusta enfocar más las fotografías de boda a moda. Busco el sitio, o la pared, adecuada y busco el control de la luz. Especialmente a las mujeres les gusta verse guapas en sus fotografías. Yo intentaré que así sea. Esterilizaré el cuerpo con algunas poses e intentaré destacar sus virtudes así como disimular algún posible defecto. Pero claro, para eso uno requiere de tiempo. Los fotógrafos de boda con estilos de moda trabajamos bajo presión y el tiempo es primordial para nosotros. En muchas ocasiones apenas lo tenemos y tenemos que cambiar por completo de registro y captar lo que se puede y lo que a veces te dejan. Así de claro.

¿Cuál es mi estilo? Mi estilo está definido. Yo lo tengo claro pero a veces tampoco se puede ser tan radical. Cuando una pareja me contrata sabe más o menos que tipo de fotógrafo de boda soy, y como no, me adapto también a sus necesidades. Consensuamos previamente el transcurso de toda la sesión fotográfica y alternaré un poco la fotografía “foto periodística” en aquellos momentos en los que mi intervención no se pueda producir, con la fotografía de “moda” y otro tipo de fotografía de boda más natural. No todas las parejas son iguales, no todas las bodas son iguales y no todas las condiciones son iguales, así que hay que adaptarse a cada situación pero no perdiendo de vista el estilo de cada uno. Sea cual sea.

Para finalizar esta aportación creo necesaria una aclaración. No tengo nada en contra del estilo foto periodístico y mucho menos de los compañeros que lo llevan a cabo. De hecho, admiro el trabajo de muchos de ellos. Me parece que es realmente espectacular. Simplemente, no es mi estilo.

Fotografos de bodas Granada.
Alejandro Gonzalo
FOTÓGRAFO