Que elegir un fotógrafo de boda fiable es más complicado que un caramelo aguante en la puerta de un colegio no es secreto alguno para nadie. Y que contrates a uno muy muy muy bueno a un precio muy muy muy económico también. Marranos gordos que pesen poco no existen.

La oferta para encontrar a tu fotógrafo de boda es muy amplia pero ¿es posible que todos podamos llegar a cumplir las expectativas creadas? Creo que sería un poco complicado.

¿Que buscan en un fotógrafo?

Es muy posible que antes de decidirte a contratar a alguno de ellos pases horas y horas navegando por la red por si te puede aportar algo de luz. Visitas web y redes sociales y ves fotos maravillosas. Fotografías de boda en un bonito lago en un cálido atardecer por ejemplo. Pero no te equivoques. Es muy posible que muchas de esas fotografías hayan sido preparadas y realizadas días posteriores al día de la boda. La famosa post boda. Pero hay que ser realistas y saber que durante el día de la boda es muy posible que apenas haya tiempo a mucho. Claro que todo dependerá de los horarios establecidos. Y es aquí donde la pareja de novios debería tener claro que quieren.

¿Y si no quieren post boda?

Si no quieren esa post boda sería muy importante que pudieran pedir al fotógrafo de boda que visitan la visualización de reportajes de algunas parejas y completos. O bien en un álbum de boda o bien en el ordenador pero es importante que vean el trabajo completo que los novios se llevan a casa. Es ahí, y sólo ahí, donde puedes ver el estilo del fotógrafo, la calidad de su trabajo y en consecuencia, si todo lo que te está contando para intentar contratar el reportaje es cierto o no. ¿Te gustaría tener un bonito reportaje o una sólo foto buena? Yo, en mi caso, sólo enseño trabajos completos. Mis álbumes de boda de muestra no contienen imágenes de diferentes bodas. No lo admito.

Entrevístate con tu fotógrafo, pide referencias de él y, lo más importante, no te dejes embaucar por un precio barato y palabras vacías.

¿Cuando un fotógrafo es caro?

Lo es cuando el recuerdo de tu boda no es bueno. Puedes contratar a tu fotógrafo de boda por ejemplo por 700€ (álbum incluido) y arrepentirte toda la vida. Es posible que los materiales de los álbumes no sean profesionales y la calidad de impresión tampoco. Te entregue un álbum pequeño y para colmo, las fotos no sean del todo como tu esperabas. Es posible que en este caso guardes el álbum en el cajón más profundo de tu armario y la siguiente vez que lo saques sea para enseñárselo a tus hijos cuando vayan a casarse ellos como ejemplo de lo que no deben contratar.

Es posible también que por 700€ contrates a un fotógrafo ilegal por lo que evita sanciones económicas en caso de inspección. Ojo con esto.

Por otro lado, puedes invertir (utilizo la palabra invertir) 1.500€ (por ejemplo) en otro fotógrafo y estar encantada. La presentación y materiales del álbum son preciosos y las fotos son maravillosas en líneas generales. Y lo es hasta el punto que el álbum está siempre a mano para verlo y enseñarlo a todo aquel que se atreva a estar cerca de el. En este caso, tu reportaje de boda te habrá salido MUY BARATO.

Ten confianza con él

Durante la preparación del reportaje de boda es importante tener las ideas claras. Habla con él y exponle tus preferencias. Llegar a un consenso y pregúntale que necesita para la  sesión fotográfica. Un fotógrafo de boda necesita tiempo para trabajar y planificará su trabajo en función del tiempo que le des. Facilítale un poco la labor y confía en él. Notarás el resultado pues seguro que trabaja más cómodo y tranquilo. Seguro que así tendrás mejores fotos. No lo dudes.

En resumidas cuentas, si decides contratar un buen fotógrafo de bodas, le dedicas tiempo y pones un poco de interés el resultado sólo puede ser uno. Maravilloso.