fotografo de boda en granada

Fotografo de boda en Granada. Los protagonistas del reportaje hoy son Mónica y Manolo.  Jóvenes y simpáticas personas a las que para mi suerte, he podido conocer un poco mejor y, como no, disfrutar de su grata compañía y amabilidad antes, durante y después de su reportaje de bodas.

Ambos vinieron al estudio de fotos acompañados de una anterior clienta que contrató mis servicios hace ya algún tiempo. Quedo satisfecha y encantada con el reportaje que hice a sus hijos y como contraprestación decidió presentarme a la futura pareja de novios. Estuvimos charlando durante un buen tiempo. Tanto Mónica como Manolo tenía muchas dudas que poco a poco pudimos ir aclarando. Al par de días volvieron nuevamente para formalizar el contrato. Ya tenían su fotografo de boda en Granada contratado. Bien!!

El día de la boda comenzó bien temprano pues había varios actor que celebrar. Ambos son creyentes de Jehová y, aunque a primera hora acudiríamos al ayuntamiento para una primera ceremonia civil, posteriormente nos desplazaríamos al Salón del Reino que a ellos les pertenece para, ahora si, presentarse ante Jehová como marido y mujer.

Pero antes tocaba ir a casa de cada uno. Había que estar en el Ayuntamiento a las 17 así que la sesión fotográfica comenzaría bien pronto. Los fotografos de bodas ya estamos acostumbrados a estos “madrugones” aunque no tanto las familias de los protagonistas. Por suerte la inmensa mayoría son compresivas y todas saben que de eso depende un bonito reportaje de bodas. Además, tampoco suele durar mucho por suerte para ellos y desgracia para nosotros.

En casa de Manolo estuvimos no mucho tiempo. Tampoco hico falta mucho más. Estaba él acompañado de un hermano y sus padres. La sesión fue fluida y prácticamente en la pequeña terraza para disponer de mayor espacio y mejor luz.fotografo de boda en granada

Al igual sucedió en casa de Mónica. La mayoría de la sesión se llevó a cabo también en parte del patio de la entrada. Luz de sombra natural y especialmente para poder estar todos más tranquilos pues la familia de ella era algo más amplia y presentes todos.

Las fotos en al ayuntamiento dentro de lo normal. Poco después estábamos en el Salón del Reino. Un salón, desde el punto de vista de un fotografo de bodas, perfecto para llevar a cabo reportajes de este tipo. Luminoso y una pared lisa de relieve y limpia donde poder jugar con encuadres y espacios.
Y tras el Salón, camino de la Alhambra donde empezar, ahora si, con unas bonitas fotos de pareja. La sesión sería corta, para variar, pero intensa ya que teníamos que llegar a la hora estipulada al restaurante de celebración ubicado en las Ventas de Huelma (Granada) pero algo retirado de la Alhambra.

Y tras una deliciosa comida y una celebración de fiesta más que divertida, dimos por concluido el reportaje de boda de Manolo y Mónica.

Solo desearles mucha felicidad y verlos prontos nuevamente por aquí.

Y como no, aprovechando la oportunidad, si te casas y aun buscas fotografo de boda en Granada puedes ponerte en CONTACTO CONMIGO AQUI. Estaré encantado en informarte y explicarme más y mejor sin compromiso alguno.

Alejandro Gonzalo – Fotografo de boda en Granada