fotografo boda Granada. reportaje noviosY hoy el protagonismo es para Raquel, Roberto, y como no, la pequeña Raquel que ese mismo día recibió también el sacramento del bautismo. Un día completo pero muy feliz para toda la familia. Pasa y te sigo contando. Fotografo bodas.

El día comenzó bien temprano para nosotros. Además de caluroso, nos esperaba un día intenso en cuanto a fotografías y cambios de registros y escenarios se refiere. Raquel y Roberto buscaban un fotografo de bodas que pudiera cubrir tanto el enlace matrimonial civil así como el sacramento de bautismo con un mínimo de garantía y compromiso.
Reportaje de boda: Llegamos a casa de Roberto bien pronto. La ceremonia civil comenzaría a las 17h y teníamos que cubrir también los primeros preparativos de la novia. Apenas tendríamos media hora para Roberto. Si, has leído bien Solo media hora en la que poder llevar un intenso pero completo reportaje de boda, o esa sería al menos nuestra mayor intención. La casa era grande así que dimos un primer vistazo para ver donde hacer las fotos. El lugar elegido era el recibidor existente en la segunda planta. Paredes lisas y un gran ventanal en parte del techo por lo que podríamos utilizar luz natural sin mucho problema. Hacía algo de más calor en aquel lugar (mucho más) pero la disposición de Roberto fue realmente buena. Decía con cachondeo que ese día era el fotografo bodas el que mandaba y si fotógrafo decía que había que pasar calor pues se pasaba, jajaja. Un gran tipo. Algunas fotos más con su padre y hermano y pies para que os quiero…. Corriendo a casa de la novia.

fotografos-bodas-granada-motril-08

Con Raquel tendríamos prácticamente 45 minutos así que había que ser también intensos y resolutivo con el lugar donde haríamos las fotos. A falta de algunos detalles y velo, ella se encontraba prácticamente preparada. El lugar elegido sería una habitación de matrimonio y el grueso del reportaje transcurriría delante de la ventana. Un fondo con poca distracción. Como fuente de luz, una lamparita en el techo y aunque era débil y no tan bonita como la natural fue suficiente para no usar flash que como fotografo de bodas, ya sabéis, siempre intento evitar. Tras una sesión fluida con Raquel y algunas fotos con la familia nos dirigimos rápido al lugar donde se celebraría una ceremonia civil amena para invitados y muy emotiva para esos recién casados.

fotografo bodas granada

Pero casi sin tiempo para poder recrearse, rápido para la iglesia del pueblo donde, ahora si, sería la pequeña de la familia la protagonista en la celebración de su bautismo. Fotos de bautizo que he preferido no incluir en este post simplemente por motivos de espacio, aunque puedo aseguraros que son también realmente bonitas. Y finalizado este, pudimos por fin dar un paseo de apenas media hora por un pequeño parque donde realizar unas fotos de boda algo más intimas de esta bonita familia.

Y que decir de la celebración y fiesta. Cachondeo y desmadre. Ambiente sano donde protagonistas, invitados y ese fotografo bodas pudieron disfrutar de unos bailes, unas risa y como no, unas fotos.
Chicos, os deseo lo mejor.

Alejandro Gonzalo
Fotografo Bodas Granada