Fotografo de comuniones Granada

Hoy presento el reportaje de comunión en Granada. El crío es Manolo, un chico muy divertido, educado y modelo como pocos. Después de varias conversaciones con Inma, la mamá, decidimos hacer unas cuantas fotos en algún parque, “otras tantas por allí, otras por aquí” y finalizar con algunas otras en un paraje natural. En definitiva, no teníamos ni pautas ni lugar previsto. El único guión era pasarlo bien con los dos hermanos y hacer unas fotos de comunión bonitas. El sitio sería lo de menos, ya buscaríamos y nos inventaríamos algo.

Quedamos en el estudio y una vez cambiados de ropa y subidos al vehículo hicimos la primera parada un par de minutos después. Un campo abierto algo florido llamó mi atención y recordando que a Inma le apetecían un reportaje de comunión moderno y en naturaleza decidí aprovechar ese pequeño espacio para comenzar a fotografiar. Tenía que tener mucho cuidado pues aún el sol era muy duro así que las fuertes sombras debería controlarlas bien pues además no llevaba ningún tipo de reflector ni difusor fotográfico. Poco después hicimos otra parada, en esta ocasión el destino era un parque bastante grande pero descubierto de árboles por lo que nuevamente las sombras debían ser controladas. Tanto Manolo como Adrián dejaron ya de lado “las tensiones” de las primeras fotos y comenzaron a jugar y divertirse por lo que a mi me sería mucho más fácil fotografiarlos.

Otras tantas tomas allí y finalmente nos desplazamos a una zona natural a las afueras de Granada para finalizar esta sesión fotográfica. Ya quedaba poco tiempo de Sol y la zona era muy sombría con tanto pino así que la luz era buena, pero sólo por un momento pues en breve apenas veríamos nada así que había que aprovechar el tiempo.

Poco antes de irnos, ya de noche, saqué una antorcha del coche que siempre llevo para casos de emergencia de escasa luz, y con la ayuda de Manolo (padre) hice otra serie de retratos con esa única fuete de iluminación y que como veis tan buen resultado se consiguió.

Un reportaje de comunión moderno, variado y familiar donde la naturalidad y simpatía de Manolo marcan la línea de este trabajo.

Todas las fotos realizadas con luz natural a excepción de las última que se llevó a cabo con una antorcha de luz continua.

Ya es típico en mi mostrar la manera en la que se tomaron algunas de las fotografías tanto de los reportajes de comuniones, como es el caso de hoy, como de mis reportajes de boda. En la imagen de abajo en cuestión el “sistema” de luces era la siguiente: Un lugar muy poblado de árboles cercano a un campo de fútbol por cuya explanada entraba ya un sol muy bajo y cálido apunto de esconderse. Pude ver un único pequeño espacio con un poquito de sol entre toda la penumbra de aquella zona. Poniendo a Manolo en tal lugar, midiendo luz manualmente y buscando la sombra en el lado corto a cámara hice esta toma donde vemos como Manolo destaca sobre manera sobre ese fondo oscuro, como si fuera un lienzo pintado.

making of reportaje de comunion

Para la siguiente fotografía tuvimos que apoyarnos en un foco de iluminación continua que tanto utilizo. Las condiciones de luz eran pésimas. Digamos que inexistentes pues la noche ya se había cerrado. Utilizando la inestimable ayuda del padre del muchacho, aguantó el punto de luz algo elevado y a máxima potencia para tener la mayor diferencia posible de luz del chico a los árboles para eliminarlos por completo de la toma final como bien vemos en la toma.

making of reportaje de comunionEspero os guste.