Comunión en Granada. Para la mamá de Raúl, el reportaje de comunión de su hijo debía ser natural, elegante y a la vez divertido. No es la primera madre que me pide este tipo de estilo para los trabajos de sus hijos. De hecho, me atrevería a decir que si se ponen en contacto conmigo es porque más o menos pueden conocer que tipo de fotos y álbumes de comunión presento cuando llevo a cabo uno de estos encargos.

En el caso de este reportaje que presento, esta familia acudió de Gabia (Granada) hasta el otro extremo de la provincia (Albolote) para que los pudiera retratar obviando a aquellos otros fotógrafos de comuniones más cercanos que, además por comodidad, hubiera sido lo normal. En este aspecto,  me puedo sentir orgullo. Ella quería que yo fuera el elegido.

Raúl es tan guapo como tímido. Digamos que me vino genial la ayuda de su hermano menor David que como buen “trasto” me ayudó ha hacerle olvidar que nos encontrábamos en plena sesión de fotos. Jugando, corriendo y como no… discutiendo, como hacen los buenos hermanos para unas fotos de comunión en Granada al menos naturales.

Como suelo hacer este año, las primeras fotos las hacemos encerrados en el estudio y para luego desplazarnos al lugar elegido y consensuado previamente con los padres de los pequeños. En este caso, las fotos se llevaron a cabo en un pequeño parque de la localidad de Atarfe.

¿El resultado? Un reportaje de comunión como su madre más o menos pedía llevado a cabo en una completa tarde de diversión y cachondeo.

Gracias a los papás por permitir mostrar parte del resultado.

Edito: Me acaban de confirmar el día de hoy, 2 años después de haber llevado a cabo esta comunión en Granada, que reserve fecha para las fotos del “pequeño” David. Seguramente le demos un giro radical a sus fotos. Por aquello de variar un poco.

Alejandro Gonzalo – Fotografo comunion Granada