Ahí donde puedes ver a José Miguel con un “cuerpo 10” el sacrificio y esfuerzo realizado por este joven ha sido digno de mención.

Recuerdo cuando José Miguel paso por el estudio a verme. Aun recuerdo sus palabras y mirada de orgullo hacia lo que había conseguido no sin notable esfuerzo, y como no, sudor. Mucho sudor.

Un año antes de estas fotos José Miguel estaba “pasado de kilos”. Algo “fondón” como solemos decir por aquí. El quería verse de otra manera. Mirarse al espejo y sentir orgullo de lo que veía. Sin importar el esfuerzo y sacrificio para conseguirlo. Y se puso a ello. Y vaya si lo hizo.

Acompañado por un amigo suyo que además le hace la tarea de entrenador, José Miguel se puso a entrenar a tope. Y no sólo eso, si no a alimentarse a conciencia y de una forma sana y segura según me explicaba. Quería dar un cambio físico y de estilo de vida y quería dejar registrado el resultado de tal esfuerzo en forma de book de fotos que me confiaría a mi.

Sesión de fotos

Unas semanas después de aquella conversación nos encontrábamos solos en el gimnasio donde entrena. Para el era importante que parte de ese book de fotos se tomara en el lugar que ha hecho posible ese cambio en su imagen. Así que eso hicimos. Fotos rodeados de “hierros” y máquinas que tan importantes le han sido.

Una iluminación muy jodida para la sesión de fotos. Muy plana. Los fondos, como no podían ser de otra forma, máquinas y distracciones así que haríamos encuadres cerrados para evitarlos en gran medida.

Y un rato después salimos a la calle a continuar con la sesión de fotos. En la misma puerta del gimnasio. No hacía falta desplazarse pues teníamos lo necesario. Buena iluminación y a un modelo totalmente entregado y con ganas de más, que por supuesto celebró su propio éxito con su entrenador también presente.

Te dejo a continuación un breve resumen de lo que ha sido el book de fotos de este joven y sacrificado deportista.