book familiar

Entre reportajes de bodas y comuniones, book de fotos y algunos otros encargos fotográficos tenía pendiente mostrar algún nuevo book familiar de esos que tanto me gustan realizar, y cuando hay peques de por medio, con mucho más motivo. Acompáñame y te cuento…

Amaia y Migue vinieron una mañana al estudio a verme. Al parecer en el colé de la pequeña les habían pedido una foto familiar para algún trabajo y esta familia no disponía de ninguna “presentable”. Amaia y Migue no sólo no tenían esta foto formal de los cuatro si no que prácticamente no tenían fotos bonitas donde el protagonismo fuera compartido entre hijos y padres. Y ahí es donde entro yo.

Esta pareja venía recomendada por otra familia a la que también tuve la suerte de fotografiar hace algún tiempo. Les apetecía un book familiar natural y a poder ser al aire libre. El lugar sería lo de menos pero buscaríamos alguno donde la pequeña Martina de 4 años pudiera correr, saltar y disfrutar a su antojo.

El único problema que se nos planteaba era el fuerte frío que hacía entonces y el que se esperaba las siguientes semanas por lo que decidimos posponerlo, al menos, un mes. Aimar apenas cuenta con 4 meses y el frío obligaría a tenerlo resguardado con mantas, gorro y todos lo necesario por mantenerlo bien. Es decir, apenas se podría apreciar en este book familiar así que mejor esperar un poco.

Y por fin llega ese gran día. Martina esperándome y ansiosa por recibir sus primeras fotos. Un encanto de pequeña que además me ayudó en algunas de las fotografías realizadas a sus padres y hermano captándoles la atención o simplemente haciéndoles sonreír. El pequeño Aimar por su lado dejándose llevar. Aun es pequeño para tener plena independencia aunque si bien es cierto la cámara le despertaba gran interés y las payasadas del fotógrafo que había tras ella, creo que aun más. Pan comido.

Y por otro lado los papas. Orgullosos de sus hijos, pendientes y participativos en toda la sesión, y como no, también otorgándoles su particular protagonismo en este bonito book de fotos familiar que estoy seguro contemplarán con asombro y nostalgia pasados algunos años.

En definitiva, una bonita tarde de juegos, risas y fotos; una joven y preciosa familia, y como no, un bonito recuerdo en forma de fotos del que he tenido la suerte de participar.

Espero os guste tanto como a mi.

Alejandro Gonzalo -Fotógrafo Granada-