book de fotos. Modelo amateur.

El reportaje de hoy corresponde al que hace algunos meses llevé a cabo a la joven Nana. Un book de modelos amateur cargado de sensualidad, motivaciones y mensajes sociales. 

Aunque ya me había adelantado algo a través de una de mis redes sociales, Nana me contaba, ahora en persona unos días antes de la sesión, los motivos principales por el que pretendía llevar a cabo una sesión fotográfica como la que hoy mostramos. Y ese motivo principal no es otro que motivar a otras personas que pudieran tener algún complejo físico (que no problema) producido especialmente por obesidad a cualquiera de sus niveles. Actualmente se encuentra involucrada en un proyecto de asesoramiento a aquellas personas que por tal motivo pudieran sentirse débiles o desanimadas en gran medida a los cánones de “belleza” que la sociedad ha estipulado como correcto. Que mejor forma de luchar y poner ejemplo ante este tipo de situaciones que siendo ella misma la primera en pasar y posar para un fotógrafo de Granada, en este caso yo, por suerte para mi.

Aunque no sea la opción que más recomiendo, decidimos dividir este book de modelos amateur en dos partes. Una primera en exterior donde fotografiar a Nana de una forma más común pero buscando siempre un toque de sensualidad en un entorno natural, y otra segunda en estudio donde nos centraríamos más en la joven evitando así distracción de elementos externos.  Unas fotografías con cierto toque exótico en las que Nana lanza un claro mensaje en el que ella, y todas aquellas personas con algún kilo de más, también puedan sentirse atractivas y sexis.

La sesión comenzó en exterior. Un lugar cercano al estudio. El día estaba nublado así que decidimos comenzar en exterior ya que corríamos riesgo de mojarnos si lo hacíamos al revés. La luz era suave y plana producidas por las densas nubes aunque algunos claros hacían que el sol se mostrara. No obstante, me llevé algún equipo de iluminación flash pues quería coger también alguna fotografía con fuerte contraste y si el sol decía no salir lo sustituiríamos entonces por el flash. Nana estaba tranquila, con buena actitud, predisposición y muchas ganas de empezar su primer book de fotos. Era la primera vez que posaba para alguien pero no lo parecía. Poco más de una hora aproximada de sesión fue suficiente para tener prácticamente el book de modelos amateur realizado, pero antes de darlo por concluido, fuimos a rematarlo al estudio.

Las fotos en el son algo más íntimas aunque alguna también hubo para el cachondeo y diversión.

Para aquellos fotógrafos interesados, para las fotos de exterior se utilizó un sólo cuerpo de cámara y una lente fija 135 f2. En algunas tomas se utilizó el flash fuera de cámara pero sin ningún tipo de modificador más de luz.

Para el estudio, la lente anterior fue sustituida por una 24-70 2.8

Como decía en su día, no sólo los modelos profesionales tiene el derecho o motivo para llevar a cabo una sesión fotográfica profesional. Otras personas, seguramente con más aptitudes y motivos que las primeras, podrán también disfrutar de su book de modelos amateur, y no por eso falto de profesionalidad.

book de fotos. Modelo amateur.

book de fotos. Modelo amateur.

book de fotos. Modelo amateur.

book de fotos. Modelo amateur.

book de fotos. Modelo amateur.

book de fotos. Modelo amateur.

book de fotos. Modelo amateur.

book de fotos. Modelo amateur.

book de fotos. Modelo amateur.

book de fotos. Modelo amateur.

book de fotos. Modelo amateur.

book de fotos. Modelo amateur.

book de fotos. Modelo amateur.

book de fotos. Modelo amateur.

book de fotos. Modelo amateur.