foto de boda en Granada

El reportaje de boda en Granada entre Charo y Juan es de esos en los que cualquier fotógrafo de boda está encantado de hacer. Boda civil, no muchos invitados, un lugar maravilloso y sobre todo, una pareja de novios de las que dejan hacer, entregada y participativa con su fotógrafo. Vamos, un lujo, y si hubiera podido fotografiarlos en los preparativos. Un reportaje corto pero intenso.

Aunque me contrataron los servicios con cierta antelación, no fue hasta prácticamente unos días antes a la celebración de su boda en Granada cuando por fin pudimos sentarnos y conocernos. Todos sabéis que siempre intento programar el reportaje de boda con cierta antelación y seguridad. De hecho, esta es una de las “10 razones por las que contratarme” siendo de las más importantes.

Charo, Juan y yo comenzamos a charlar acerca del reportaje de boda y el proceso del mismo. Esta pareja es encantadora. Me dieron vía libre a hacer lo que quisiera. Habían visto previamente mi trabajo y les gustaba así que lo único que me pidieron fue unas fotos de boda naturales pues les apetecía tener un reportaje de boda en Granada con fotos del estilo a las que me habían visto, solo eso.

La ceremonia se oficializó en el Carmen de los Mártires, Granada. Tuvimos suerte pues al ser de las primeras parejas en entrar tendríamos también un rato para pasear por aquel mismo lugar y tomar algunas fotos de boda en pareja más íntimas.

Juan llegó arropado de su familia y algunos amigos. Se le notaba algo nervioso pero feliz, muy feliz. Al momento llegó Charo también acompañada de familia y amigos, y como no, radiante y hermosa, wow!!!

El trascurso de la ceremonia civil fue lo normal y breve en estos casos. Mejor para mi pues más tiempo tendría para hacer fotografías de grupo en el exterior y el posterior reportaje a Charo y Juan.

Una vez fuera, se buscó una zona sombría para protegernos de la fuerte luz solar para hacer los primeros retratos a Charo y Juan junto a familia y amigos. Poco después nos encontrábamos los tres solos buscando rincones donde poder llevar a cabo un bonito e íntimo reportaje de boda en Granada.

Aunque no pudimos tener todo el tiempo que nos hubiese gustado, creo que el trabajo transcurrió bastante bien.  Mi satisfacción del resultado fue total, al igual que la de los novios una vez visto y retirado del estudio de fotos según me transmitieron. Se les veía contentos y según me contaba Juan, orgullosos por haber tenido un fotógrafo de mi altura, jejeje (para los que no me conozcan, mido casi 2 metros).

Para aquellos fotógrafos de bodas más “cotillas”, todo el reportaje se llevó a cabo con luz natural y dos lentes. El zoom angular 16-35 y mi lente favorita 70-200 con el que están hechas prácticamente todas estas fotos. Este reportaje de boda en Granada comenzó a las 12h y el día era muy soleado con lo cual la luz era muy dura. Tuvimos que buscar sombras pero en otras decidimos utilizar el sol en búsqueda de unas fotos de boda más modernas y atrevidas.

En definitiva, un trabajo fotográfico del que estoy tremendamente orgulloso de haber realizado, especialmente, por haber podido conocer a esta pareja tan agradable.