Hoy ni reportaje de boda, ni comunión, ni similar. Hoy presentamos el reportaje de bautizo en Motril de Carlota. Llevado a cabo en Motril hace ya algún mes y que por falta de tiempo no he podido mostrar antes. Hoy tengo el gusto de publicarlo.

Sabemos mis preferencias como fotógrafo de bodas pero todo lo que sea trabajar con niños, por que no decirlo, me llena de orgullo y satisfacción, como diría nuestro monarca padre.

Recuerdo que los papás de Carlota querían únicamente un par de fotos de estudio para entregar algunas recordatorias a todos sus invitados. Yo encantado en poder hacerlas pero, ¿por qué entregar una foto a modo de recuerdo para familia y amigos y ellos contentarse con lo mismo? ¿Por qué no tener ellos un recuerdo más especial de su pequeña, de ese día? Hay momentos en la vida en los que uno no debe escatimar y según que recuerdos es uno de ellos. Pasa el tiempo y siempre nos arrepentimos de no tenerlos y confiarlo todo a nuestra memoria.

Les ofrecí a sus papás un recuerdo bonito. Un reportaje de bautizo en Motril de su pequeña contado a partir de los primeros preparativos. Desde el baño de la pequeña hasta las fotos más formales de grupo con familia y amigos en la ceremonia. Les ofrecí además un tipo soporte físico distinto. Dejar de lado los álbumes analógicos (fotos pegadas) o los típicos álbumes digitales de bautizo por algo más moderno y menos visto. Copias impresas, sueltas, en papel algodón. Presentadas dentro de una cajita hecha a medida con decoración infantil. El coste sería más o menos igual que un álbum digital pero la presentación totalmente distinta. Al final todo depende de gustos y a mi particularmente esta idea me encanta tras haber recibido algún año atrás el reportaje de bautizo de mi propia hija de forma similar. Gran gusto tuvo mi fotógrafo, por cierto, gran amigo mío.

Tras exponerle mi idea respecto al desarrollo del reportaje no dudaron mucho y confirmándome la fecha del bautizo de Carlota para reservar en agenda. No querían perderse ese recuerdo.

El día del bautizo llegué con bastante antelación a casa de ellos. Carlota acababa de despertarse y el baño caliente preparado por sus padres la esperaba. Momento perfecto para comenzar con las primeras fotografías. En este caso y cuando se trata de bebés es necesario intentar anticiparse a los momentos. Con bebés te pierdes miradas y risas en un momento por lo que hay que estar muy atento. Estos reportajes suelen ser más sencillos que un reportaje de boda o comunión pero no menos importantes por lo que para no perder nada afronté el trabajo igualmente con dos cuerpos de cámara, como acostumbro en gran parte de mis trabajos.

Fotografías mientras la bañaban sus papás, la vestían o incluso cuando jugaban con ella y otras tantas con sus abuelos, nos dirigimos por fin a la parroquia de su barrio. Allí esperaban a esta princesa más familia y amigos. La ceremonia transcurrió normal. Breve pero muy bonita. Una vez terminada realizamos algunas fotos de grupo con los invitados marchándose poco después a celebrarlo con una comida en algún restaurante del lugar.

Pocos días después, el reportaje estaba entregado y sus papas muy contentos por el resultado del mismo. Una historia contada a través de una series de fotografías. Unas fotografías que recordarán siempre el bautizo de la pequeña Carlota.

Para aquellos fotógrafos profesionales o aficionados que les pudiera interesar, el equipo utilizado para este reportaje de bautizo en Motril fueron dos cuerpos de cámara acompañadas de una lente zoom larga en una y otra más estándar o todo terreno (como solemos conocerla en nuestro mundillo) en la otra. Nunca había estado en en aquella vivienda así que mejor no escatimar en esfuerzos para no perder detalle. Respecto a la iluminación, uso de flash rebotado únicamente en la iglesia, y sólo en alguna toma en la vivienda. Ya sabéis que siempre que puedo evitar el uso de flash lo hago. He llevado a cabo reportajes de bodas completos sin prácticamente su uso. Me gusta mucho más el resultado que ofrece y su uso se restringe sólo cuando las condiciones de luz son muy deficientes o cuando realiza o alguna toma con el flash fuera de cámara buscando algún tipo de efecto distinto.

Espero os guste este reportaje tanto como a mi. Muestro sólo una selección de fotografías.

Saludos.

Alejandro Gonzalo – Fotografo Granada