Así se hizo el reportaje de embarazada.

En principio la creación de esta web iba destinada a presentar sólo mis trabajos de reportajes de boda pero poco a poco he indo incluyendo algunas “categorías” que hacen que esté algo más entretenido pues alguna ha sido por petición expresa de varios seguidores. Yo encantado. Sigo exponiendo algunos de mis trabajos y como decía abriendo también secciones (podríamos llamarlo así) de nuevas aportaciones más personales como fotografías de boda y comuniones favoritas, making off, o como se hicieron algunas imágenes y como surgió la idea. En este último caso inauguramos esta nueva “sección” con algunas fotos del reportaje de embarazada a Jessica llevado hace escasas semanas en Motril (Granada) con unas 33 semanas de gestación. Bueno, antes de comenzar aclararé que esta guapa modelo es mi mujer, y espero que durante muchos años más.

Comenzamos este “Así se hizo el reportaje de embarazada” dando un pequeño paseo por la vega y playa de Motril mientras mi hija dormía la siesta en casa de los abuelos. La tarde era nublada y perfecta para fotografiar pero quizá algo fresca. Poco a poco, ese tranquilo paseo nos fue llevando a la playa que debido a la ausencia humana nos invitó a incluir en este reportaje fotográfico tomas de Jessica paseando por ella con los pies en agua por ejemplo. Pero tuvimos un pequeño inconveniente. Debido al pequeño oleaje del mar su vaquero se mojó más de lo que  teníamos previsto y sin mudas a mano para cambiarse decidimos minutos después dar por concluida la sesión para evitar posibles resfriados.

Llegados a casa y repasando de forma rápida las fotos hechas a través de la pantalla de la propia cámara la sensación fue contradictoria. Las fotos habían salido muy bien pero debido al poco tiempo del que dispusimos me quedé con ganas de más. Otro día sería.

Subimos a la habitación a darnos una ducha caliente cuando y con aún cámara en la mano, se me ocurrió continuar y finalizar la sesión fotográfica con un par de retratos aprovechando la luz de dos focos halógenos instalados en el techo que daban una luz fuerte y direccional que haría aislar el resto de habitación por el fuerte contraste producido por la fuerza de luz emitida.

Algunos retratos bajo uno de los focos con Jessica de pie y otros tantos encima de la cama bajo el otro existente hacían dar por concluido el reportaje de embarazada a mi modelo más especial con la inclusión de estas fotografías que, bajo mi punto de vista, dan un toque más íntimo y moderno al mismo.

Alejandro Gonzalo – Fotografo bodas Granada